Llegó el nuevo SUCCIONADOR DE CLÍTORIS: El Satisfyer Pro +2 :)

Tripas de Cordero: La historia del Condón

capela love

Vamos a seguir con la cantaleta: normalicemos el uso del condón. Qué mejor método para evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual o embarazos ¡que no sea dejar de tener sexo!

Yo sé. Maybe van a venir con el cuento de que no se siente igual, o de que si aprieta, que si se sale… bla, bla, bla. Pero pues, todo es cuestión de costumbre. Si quieren irse a capela, allá ustedes, pero no lo recomendamos a menos que sean partners exclusivos y se compartan los resultados de sus pruebas rutinarias. Al fin y al cabo van a hacer lo que ustedes quieran, pero intentamos. 

El condón no es de los baby boomers para acá. El condón ha sido utilizado y estudiado históricamente durante un cojonal de años y aquí te voy a contar un poquito más al respecto. 

¿Cuándo y cómo se inventó al condón? 

Be honest! Te has hecho esa pregunta al menos una vez en tu vida. Pero es que vaya buena idea tuvo esa ingeniosa persona detrás de ello, ¿cierto? 

Bueno, pues déjame decirte que, al igual que tú, muchxs han querido encontrar una respuesta a esa interesante pregunta. Los condones han sido objeto de estudio histórico durante muchos años y aquí te contaré un poco sobre los hallazgos más importantes al respecto. 

La primera documentación conocida del condón fue la del rey Minos de Creta, alrededor del 3000 A.C (Wow!). Se decía que Minos, el padre del minotauro, tenía “serpientes y escorpiones” en su semen, ya que sus amantes morían después de tener relaciones sexuales con él. 

Para evitar las tragedias y proteger a su esposa, Pasiphae, decidieron introducir la vejiga de una cabra en la vagina de la mujer para evitar que contrajera las enfermedades. 

También se descubrió que los egipcios fueron una de las primeras civilizaciones en usar condones. Sin embargo, para la protección del coito destinada a evitar enfermedades tropicales como bilharzia, usaban fundas de lino anudadas en un extremo. 

Y aquí viene uno de los datos más alucinantes al respecto: los hombres egipcios usaban fundas de diferentes colores para distinguir el estatus social dentro de su sistema jerárquico. 

Lo más curiosos es que dichas fundas, que han encontrado a través de los años,  corresponden a los siglos XVI, XVII Y XVIII y eran tan finas como los preservativos que se fabrican actualmente. Además, estaban hechas ¡con tripas de animales! De cordero o de cerdo son las más conocidas. 

De acuerdo a las evidencias encontradas, los preservativos se creaban a partir de sus intestinos. Estaban cosidos cuidadosamente en un extremo y tenían una cinta en el otro lado para poder sujetarlo al pene. Sin embargo, eran mucho más estrechos que los de ahora. Los primeros condones medían 34 mm de ancho (1.3” aprox). Ahora, suelen ser de 52 mm (2” aprox).

O sea, quién hubiese imaginado que con lo mismo que se usaba antes como condón hoy te lo degustas como morcillas. 

Según los expertos, función principal de los preservativos era prevenir el contagio de enfermedades como la sífilis, especialmente en aquellos hombres que visitaban con frecuencia las casas de prostitución. De hecho, el condón fue descrito por primera vez como "una vaina para el pene confeccionada con lino y destinada a evitar la transmisión de la sífilis”.  

¿Y qué pasó luego? 

El primer preservativo de goma apareció en 1870, pero su calidad era aún mediocre y se consideraba poco práctico. Posteriormente, la fabricación líquida del látex en 1930 permitió crear un condón más fino y sólido que desplazó rápidamente al de caucho. 

Esta, como todos sabemos, sigue siendo la base de los preservativos de la actualidad, pero la evolución tecnológica a partir de los 90s impulsó la producción de condones más sofisticados como los que puedes encontrar en las tiendas. 

Tipos de condones en la actualidad. 

Obviamente, como el resto de las cosas en la vida, el preservativo también tenía adaptarse a los tiempos. 

Por esa razón, se crearon varios modelos para todos los gustos y colores. Conoce algunos de los tipos de condones que puedes encontrar al momento de comprar: 

  • Condones con textura. 

Además de los condones de látex lisos, también existen alternativas de diferentes diseños con texturas que te ayudarán a vivir una experiencia única, diferente y con mucho más placer. Algunos tienen puntos y estrías, por ejemplo. Además de dar la apariencia o sensación de un pene más grueso, esos puntitos o estrías, ayuda a estimular áreas de tu vagina y que aumentan el placer. 

  • Condones con efectos. 

Si crees que usar preservativos es aburrido, entonces deberías probar esta opción. Los condones con efectos o geles estimulantes te permitirán disfrutar de un montón de sensaciones como calor, frescor u hormigueo. Este es para aquellos que comen con pique. 

  • Condones retardantes. 

Estos condones contienen lubricante Performa con 5% de benzocaína para retrasar la eyaculación y hacer que el pene y dure más. Pero, si estos condones no te están funcionando y piensas que tú o tu pareja puede estar padeciendo de Eyaculación Precoz, te invitamos a ver esta entrevista que le hicimos al Dr. Vicent Burry, sobre este tema. 

  • Condones con sabores. 

Con deliciosos sabores, incluyendo fresa, chocolate, china y más, este tipo de condones es perfecto para todo tipo de sexo, en especial para los que disfrutan el sexo oral y quieren saborear el placer. Sí, porque también puedes tener sexo oral con un condón. 

  • Condones finos y extra finos. 

Estos condones son perfectos para quienes creen que usar preservativos disminuye las sensaciones en el sexo. Al ser finos o extra finos, permiten mayor sensibilidad. Este es para aquellos que dicen que no sienten nada o “no es lo mismo” (tener sexo con condón). 

  • Condones sin látex. 

Y, por supuesto, también para aquellos que sufren de alergia hacia ese material. Usualmente están hechos de poliisopreno y ofrecen los mismos beneficios que los condones originales. 

En fin. 

Por los siglos de los siglos el ser humano ha utilizado el condón por las mismas razones. Las mismas razones que nos hacen arrepentirnos de no haberlo usado cuando debimos: enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados. 

Así que, aprende por cabeza ajena de muchos a tu alrededor y toma una decisión responsable para que sigas disfrutando del sexo como quieres. 

DEJA UN COMENTARIO

Que quede claro que vamos a revisar tu comentario antes de hacerlo público


Dale pa'rriba

x