My Cart

Close

¡Envío GRATIS en todas las órdenes!

Back to Blogs

May 13 2019

¿Cuál es tu número?

“Oye, ¿cuál es tu número?” pudiera parecer una labia monga, pero no hago referencia a tu número de teléfono, sino al número de personas con quienes has tenido algún encuentro sexual. Porque cuando necesitas usar los dedos de lo pies para seguir contando, te entra el Catholic Guilt y la conciencia te susurra: “Puuuutaaaaa”

Pero, ¿cuál es el número que te cataloga como "experimentada" y no como superputa? ¿Y cuál es la obsesión con saber el número? ¿Y por qué siguen usando "puta" despectivamente en el 2019? Al final del día esas experiencias te llevaron a ser la amante que eres hoy, y no deberías sentirte avergonzada por ser promiscua porque no hay nada malo en disfrutar de tu sexualidad.  

Como en los trabajos: la experiencia va atada al tiempo que llevas haciendo una tarea y si has cambiando de departamento o de compañía -y en el sexo a intentar truquitos nuevos o cambiando de pareja.

 En mi experiencia, este tema usualmente sale en dos tipos de escenarios:

 Escenario 1:

Durante confesiones entre amigas. Y cuando empiezan a tirar números: “¡5!”, “Yo con 8” secretamente vas tachando de tu lista mental los bellaqueos y los polvos malos a ver si llegas a menos de 10 para no sentirte tan pu… experimentada.

Escenario 2:

Un mamao inseguro que tiene la necesidad de saber con cuántos otros hombres lo vas a comparar. Let’s face it, a este tipo no le tienes que contestar absolutamente nada.  Es altamente probable que lo único que te ofrezca es una relación tóxica y puede que chiche bueno, pero eso se cancela con su actitud de mierda. So, ¡pichea!

 Si le gustas a un hombre, ya sea solo por sexo o porque quiere una relación, no debe preguntarte cómo o con quién aprendiste a mamar o a tener sexo con una pata arriba.  Lo que se supone que pase es que se lo goce y que cante a gritos como Arjona, ¡Benditos los que estuvieron antes de mí!

Porque si alguien es capaz de virarte como media, ¿en verdad te vas a tirar la charrería de preguntarle con cuántas personas ha estado? Más bien pregúntale cuándo se vuelven a ver.

Me abochorna vivir en una sociedad donde al hombre se le celebra que haya chichado con múltiples personas, y a la mujere se le condene. ¡Qué cojones! Si él se tira a 50, es un dios, si la mujer se tira a 50, es una puta sucia. El mismo fucking número, distintas percepciones.

 Tu número no define si eres una buena o mala persona, si eres un buen catch o no.

Así que, celebra tus experiencias, no te bullshitees y mándalos al carajo cuando te pregunten con cuántos has estado. O mejor, si tanto le gustan las preguntas de mierda, diles cuántas veces haz cagado hoy.

¡3!

Back to Blogs

0 comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing