My Cart

Close

¡Envío GRATIS en todas las órdenes!

Back to Blogs

October 24 2018

Asistente sexual para personas con discapacidad

Imagínate que quieras experimentar con tu sexualidad pero tu diversidad funcional te limita la movilidad, dificultando tu interacción física  y/o verbal con otras personas y contigo misma/o. No puedes tocarte ni tocar. Muy probablemente tampoco tengas pareja, ni siquiera puedas usar un juguete sexual y masturbarte es imposible. Entonces, ¿qué haces para satisfacer tus deseos sexuales?

La sexualidad es un aspecto central de TODOS los seres humanos desde que nacen hasta que mueren. Por tanto, tengas o no una diversidad funcional, tus necesidades son las mismas: el sexo, el placer, la intimidad, entre otras.

Lamentablemente, cuando hablamos de personas con diversidad funcional, aparecen los estereotipos, los prejuicios, la lástima, la sorpresa, el cuestionamiento, la restricción, el control y el erróneo sello de que son niñas/os eternas/os, olvidando que son seres humanos con igualdad de oportunidades en TODOS los ámbitos de la vida, incluyendo el sexo.

Entonces, ¿qué tal si mejor hablamos de la asistencia sexual para fomentar la expresión sexual, sensual y afectiva? Así fomentamos el empoderamiento de las personas con diversidad funcional, y rompemos los estereotipos y prejuicios que tanto los restringen. Y esto no me lo estoy inventando yo ni es algo nuevo...

En países como Alemania, Suiza, Holanda y Dinamarca, hace más de 20 años (o sea desde los 90) está regulado el trabajo del asistente sexual. Este se considera un apoyo en la salud sexual y emocional de las personas con diversidad funcional.

¿Y de qué trata la asistencia sexual?

La asistencia sexual es una propuesta de acompañamiento sexual, sensual y/o afectivo, destinada a personas mayores de edad con diversidad funcional (física, intelectual, emocional, sensorial) que, independientemente de su género u orientación sexual, deciden optar por esta iniciativa para satisfacer sus necesidades sexuales y/o afectivas.

¿Quiénes son los asistentes sexuales o acompañantes de la vida sexual?

Esto son profesionales del ámbito social, de la salud y/o educativo. No debe confundirse con un/a prostituto/a o trabajador/a sexual. NO ES LO MISMO.

Reconozco que en muchos países cuesta hablar sobre sexualidad y el trabajo de un asistente sexual sea visto despectivamente. Sin embargo no se puede negar que todos los seres humanos tienen necesidades sexuales y tienen derecho a vivir experiencias que satisfagan esos deseos. Por eso necesitamos abrir espacios donde se eduque saludablemente al respecto.

Así que, ¿el sexo, pa cuándo?

Autora:

María del C. Rodríguez-Morales, consejera en rehabilitación, terapista sexual y especialista en inclusión y accesibilidad.

Recurso informativo sobre sexualidad y diversidad funcional

Puedes seguirme Facebook o Instagram para continuar educando para incluir: