Free Shipping en compras de $69+

Por qué debes dejar de fingir tus orgasmos

capela love

Existen muchos motivos por los cuales te has visto obligada a fingir placer y quizá lo hagas porque tu jevx te da lástima, por vergüenza o porque no quedas satisfecha en el sexo. Probablemente has optado por esta opción sin pensarlo mucho, pero la verdad es que estás creando un precedente que no es bueno ni para ti, ni para el otro. ¿Te explicamos por qué?

 

  1. Te estás mintiendo a ti y a tu pareja

Suena trillado y clichoso, pero la realidad es que la base de una relación saludable y productiva es la comunicación. Si tu jevx trata de hacerte feliz por medio del placer sexual y realmente se esfuerza, aunque no lo esté haciendo bien, debes sincerarte y guiarlo. Si te cuesta tener orgasmos, déjaselo saber para que tenga paciencia y sepa que tiene que trabajar para conocer lo que te deja con los ojos en blanco.

Eso sí, no te creas que va a adivinar lo que te gusta. Esto es algo que le tienes que comunicar claramente y con detalles. Si tienes que guiarlo en el acto, hazlo de una forma sutil y que no parezca un regaño. 

 

  1. Le enseñas a tu pareja exactamente lo que no te lleva al clímax

Todo encuentro íntimo es una oportunidad educativa para ti y tu pareja. Cuando finges, tu jevx aprende erróneamente que te gusta una posición, intensidad, movimiento o manera que realmente no te hace llegar al orgasmo. Entonces repetirá infructuosamente un método ineficiente para ti, en vez de intentar otras estrategias hasta llegar a lo que realmente te vuelve loca. Sé honesta con él para que experimente con alternativas y te ayude a alcanzar el cielo de verdad. 

Puedes empezar probando lubricantes y estimulantes que te permitirán sentirte más cómoda durante el acto.

 

  1. Mereces sexo y no teatro

Ni Meryl Streep actúa tan bien como tú en la cama. Podrías haberte ganado el Óscar al menos 18 veces y tú ni lo sabes con esos gemidos, gritos y espasmos dignos de una actriz de reparto. ¡Amiga, tienes que parar! Esas actuaciones no son justas para ti, y lo peor de todo, tu pareja podría darse cuenta de tu montaje actoral. Deja de fingir que algo te gusta y busca junto a tu pareja la manera en la que realmente disfrutas para que esos gritos y emociones que inventas, las sientas de verdad.

¿Qué hacer en vez?

 

  1. Habla con tu pareja abiertamente sobre lo que te gusta en el sexo para darle una idea. Escojan un lugar neutral para que puedan hablar sin interrupciones de este tema y a la vez, que también te deje saber lo que le gusta. 
  2. Incorpora juguetes sexuales que les permitan explorar sus cuerpos.
  3. Comunícate continuamente durante el acto sexual para indicar qué actos y zonas te prenden más.
  4. Asegúrate de tener suficiente “foreplay” antes del sexo para garantizar que estás bien caliente antes de la penetración.
  5. Cuando al fin logres el orgasmo, comunícaselo a tu pareja para fomentar su autoconfianza y animarlo a que continúe progresando y explorando.
  6. Acude a un profesional de la salud sexual, de requerir ayuda experta.

Si necesitas ayuda para encender la chispa o llevar tu intimidad a niveles más profundos, recuerda que capela tiene de todo para que des y te den bien rico.

DEJA UN COMENTARIO

Que quede claro que vamos a revisar tu comentario antes de hacerlo público


Dale pa'rriba

x